Saltar al contenido
Mundodron: drones y cuadricópteros en español

¿Qué tipo de control y estabilidad puedo esperar de un drone barato?

estabilidad drone

Cuando compramos un drone barato solemos creer que la estabilidad y el control que vamos a tener está al nivel de los drones más caros del mercado. Se llega a entender que porque tenga 4 o 5 brazos con sus hélices… pues vamos a conseguir que se quede quieto sobre un punto. Hoy quiero explicaros qué se puede esperar de este tipo de drones y lo que tenemos que pedir a un drone, de manera básica, para que haga el famoso vuelo estacionario (que se quede quieto en un punto).

El cerebro del drone, la placa controladora, nos va a permitir, entre otras cosas, que deje estable el drone. Eso quiere decir que las 4 hélices se van a coordinar para poder dejarlo en el aire. De esta forma si viene un golpe de aire, el drone entendería que tiene que quitar potencia de unos motores y darle más a otros para poder compensar ese golpe de aire y seguir volando con normalidad. Eso sería a grandes rasgos lo que haría. Pero claro… si llega un golpe de aire, por mucho que el drone siga volando sin dificultad… puede plantarse en China. Ahí entraría otros factores.

Ese factor sería el clásico GPS. El GPS es un sistema que a través de una serie de satélites nos geolocaliza en un espacio. Eso quiere decir que si nuestro drone está bien localizado por los diferentes satélites en un punto, pues aunque el viento te lleve para un lado ya no solo se quedará en el aire volando correctamente, sino que rectificará su movimiento para volver al sitio donde estaba.

Si no tuviéramos GPS, que es lo que pasa normalmente en drones baratos, pues no podríamos estar quietos de manera automática en un sitio, así que si quieres dejarlo de manera estacionaria… pues mejor que vayas tu rectificando la posición con tu control.

El mando de control también es otro punto importante ya que, al igual que con lo del GPS, pensamos muchas veces que nuestro drone de 10 o 50 euros va a funcionar igual que el de 1000 euros de un Phantom, por ejemplo. De un drone barato de hasta 150 euros tienes que esperar, como mucho, que no haya demasiado retraso entre que mandas la orden hasta que la recibe el drone y que más o menos tenga cierta sensibilidad para poder hacer movimientos suaves.

En fin, si quieres algo mejor vas a tener que pagar más en el 99% de los casos, así que mejor saber que podemos esperar de un drone. Al final, cuando tienes tu drone de iniciación de 30-40 euros te das cuenta que a nivel de diversión que esté quieto en el aire… pues es bastante aburrido, además de lo de los vuelos programados y tal, lo cual ya están destinados, a mi entender, al sector profesional.