Saltar al contenido
Mundodron: drones y cuadricópteros en español

Un paseo por un centro comercial

centro comercial

Hace un par de días estaba de compras en una tienda perteneciente a una famosa cadena de centros comerciales en España cuando me topé en la sección de fotografía toda una retahíla  de drones de todas las formas y colores. El hecho en si no es nada malo, pero me hizo reflexionar un padre que estaba por allí al decirle unas cosas a su hijo un tanto… inquietantes. Hoy me gustaría hablar un poco sobre lo que le dijo ese padre a su hijo.

Yo estaba mirando una oferta de un Phantom 3 4k con una batería a 850 € (creía que era el Professional y me volví loco, pero… no, no lo era xD) y me tope con este sujeto. El señor podría rondar sobre los 40 años e iba solo con su hijo. Estaban mirando la sección de los drones porque le iba a regalar uno por su comunión. No voy a decir que parecía que el regalo sería más para el padre que para el hijo, ya que no dudo que el regalo era para el padre. 

La conversación del padre y del hijo se movía alrededor de si lo que querían era uno grande (obscenamente grande) o algo más pequeño y potente. Lo que ellos llamaban potente en realidad era caro y lo que después llamaban grande yo lo llamo innecesario para un niño de 9 años (supongo que tendría esa edad, al menos en mi época los niños hacían la comunión a esa edad… me hago mayor).

El padre se inclinaba hacia la potencia y el niño hacia lo grande (esta es la única parte de lógica que le veo a todo esto). Hablaban de volarlo, indistintamente, en el parque y en el patio de vecinos de su casa y que el grande no podrían moverlo tan bien como el pequeño (el pequeño hablaban de un Phantom 2 y similares, que quede claro) y que, además, el niño podría llevarlo solo cuando no estuviera el padre para volarlo, cosa que no podría hacer con el grande.

Mi interés de cutre-espía se fue cuando me di cuenta de que el drone de DJI de 850 euros no era el que creía yo, así que me fui. De todas formas, cuando escuchaba no era consciente de lo que estaba oyendo hasta que me subí en el coche y empecé a reflexionar sobre lo que acababa de escuchar.

Entiendo que hace falta una regulación eficaz, desde luego, pero creo que a la vez hace falta una gran concienciación sobre lo que la gente compra y de que esto no es un juego de niños. Decidan el que decidan, estoy seguro que el dependiente se lo buscará, embolsará y venderá de la manera más natural del mundo (es normal, si no lo hace se queda sin trabajo) y lógicamente me parece legítimo que se vendan este tipo de aparatos pero… regulemos lo que se puede vender en un sitio y en otro.

Creo que hace falta entender que unos drones se vendan en sitios como este pero más limitados según los modelos. Si quieres comprar algo destinado para el recreo tipo drones de iniciación sería lógico venderlo en este tipo de sitios (con advertencias por todos lados, como una caja de cigarrillos). Puede que sea un idealista, pero cuando hablo con la gente simplemente es que no lo sabían y una vez les informas lo hacen todo de manera correcta (fuera de población, no volando muy alto, en sitios despejados, si lo vuela su hijo estando con él…). Y si quieres comprar algo mucho más serio, pues vee a un sitio especializado y que el dependiente te informe y te advierta de manera más profesional.

Parece una tontería, pero cuando me inicié en este mundillo me compré un avión entrenador (el pobre está ya medio muerto jajajaja) y antes de comprarlo me preguntaron si era el primero y si alguien me iba a enseñar. Cuando le dije que lo haría por mi cuenta empezó a darme una charla de seguridad, mantenimiento, donde volarlo y me dio un papelito magnífico con todo resumido por ellos mismos.

Creo que el problema de todo esto no es que la gente sea mala y quiera poner en peligro la vida de la gente, nada más lejos de la realidad. Creo que la clave está en el desconocimiento. Si compras un drone en un Imaginarium (una tienda de juguetes muy famosa en España) pues no piensas que puede ser algo malo o incluso ilegal de que tu hijo lo vuele en un parque.